Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Ok Más información

Blog

Slider Blog

Alteraciones más frecuentes de la voz

Alteraciones más frecuentes de la voz - Centro Logos
28 de mayo de 2020

Los nódulos de las cuerdas vocales son crecimientos benignos (no cancerosos) en ambas cuerdas vocales causados por el abuso de la voz. Con el transcurso del tiempo, el abuso continuo de las cuerdas vocales tiene como resultado un tejido suave e inflamado en cada una de las cuerdas vocales. Estos tejidos pueden endurecerse y convertirse en lesiones similares a un callo llamados nódulos. Mientras más se prolongue el abuso de la voz más se agrandarán y endurecerán los nódulos.

Los pólipos pueden tomar distintas formas, y algunos de ellos pueden ser causados por el mal uso de la voz. Pueden hallarse en una o en ambas cuerdas vocales; y pueden tener la apariencia de una inflamación o protuberancia (similar al nódulo), o de una lesión similar a una ampolla. La mayoría de los pólipos son más grandes que los nódulos, y se les puede también denominar edemas de Reinke o degeneración polipoide. La mejor manera de entender la diferencia entre los nódulos y los pólipos es imaginar que un nódulo es un callo y un pólipo es una ampolla.

¿Cuáles son algunos de los síntomas o características observables de los nódulos y pólipos de las cuerdas vocales?

Los nódulos y los pólipos causan síntomas similares:

• Ronquera
• Voz entrecortada
• Voz «áspera»
• Dolor que corre de oreja a oreja
• Sensación de tener algo atorado en la garganta
• Dolor en el cuello
• Disminución de la escala tonal
• Fatiga corporal y de la voz

El Otorrino, ORL, es el que diagnostica mediante un endoscopio por boca o por nariz para ver las cuerdas vocales y la laringe en general. También podría utilizarse la laringoscopia con una luz estroboscópica (luz intermitente) para observar el movimiento de las cuerdas vocales.

¿Cuáles son los tratamientos posibles para los nódulos y pólipos de las cuerdas vocales?

Se puede tratar los pólipos y nódulos de manera quirúrgica, y/o mediante reeducación de la voz. La intervención quirúrgica consiste en extirpar el nódulo o pólipo de la cuerda vocal. Este tipo de tratamiento solo se realiza cuando los nódulos o pólipos son muy grandes o han estado presentes durante largo tiempo. Esta opción sin la intervención logopédica no soluciona el origen del problema que suele ser un mal uso o abuso de la voz.

El logopeda es el encargado de la reeducación de la voz que incluye el aprendizaje de la buena higiene vocal, la reducción/eliminación de los abusos de la voz y el tratamiento directo de la voz con el fin de alterar el tono, el volumen o la integración de la función respiratoria para la buena producción de la voz. Con frecuencia se imparten también técnicas de reducción de la tensión y ejercicios de relajamiento.
En nuestro centro estamos especializadas en voz, no dudes en llamarnos para cualquier duda.