Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Ok Más información

Blog

Slider Blog

El desarrollo de la autonomía en niños y niñas

El desarrollo de la autonomía en niños y niñas - Centro Logos
24 de abril de 2019

Como adultos, vemos a los pequeños de la casa crecer y avanzar en su desarrollo. Es aconsejable que a la misma vez, vayan realizando por sí mismo algunas actividades adaptadas a su edad y capacidades, es decir, ganando autonomía.
Para ello, podemos darles la oportunidad de que vayan haciendo solos pequeños pasos de tareas sencillas para ir progresivamente hacia objetivos más complejos. No se trata, por tanto de dejarlos solos ante tareas que aún no dominan, pero tampoco de hacer en su lugar aquellas que ya están preparados para realizar.

Con estas pequeñas acciones les daremos la oportunidad para que se vean a sí mismos como niños capaces de aquello que antes no lograban y por tanto reforzaremos su autoestima y confianza en sí mismos. Es posible que se equivoquen, que no siempre completen todo a la primera, pero es nuestra tarea hacerles ver que el error y la equivocación es algo natural y supone una oportunidad para aprender.

Además de comprender y aceptar los errores o reforzar la autoestima, con estas prácticas mejoraremos también otros aspectos. Por ejemplo, iniciaremos a los pequeños en el concepto de responsabilidad, ya que se les debe hacer conscientes de las consecuencias de sus actos y darles la posibilidad de resolver por sí mismos ciertos conflictos. De igual forma, surgirá el valor del esfuerzo, puesto que supone una oportunidad de enseñarles a valorar aquello que tienen y van consiguiendo. Si por el contrario tienen todo aquello que piden, acabarán por no valorar nada y creyendo que las cosas vienen sin más, sin tener que trabajar por ellas.

En resumen, nuestro objetivo será que cada vez los niños y niñas realicen más tareas por sí solos y sin esfuerzo, sino como parte de su día a día. Por ello, empezaremos desde edad temprana y seguiremos a lo largo del tiempo, aumentando progresivamente la complejidad de las tareas. No debemos olvidar tampoco reforzar y alabar sus logros y avances.

A continuación añadimos algunos ejemplos de tareas que pueden ir realizando a cada edad, aunque estos dependerán en gran medida de cada niño. Lo importante es observarles e ir proponiendo pasos cada vez más complejos.

  • 3 años:
    • Recoger sus juguetes.
    • Saber datos personales (nombre y apellidos, dirección).
    • Seguir indicaciones sencillas.
    • Vestirse solo.
    • Ir solo al baño.
    • Lavarse solo los dientes.
    • Abotonar/desabotonar su ropa.
  • 4 años:
    • Hacer la cama.
    • Ayudar a limpiar su cuarto.
    • Ayudar a poner y quitar la mesa.
    • Limpiar la mesa.
    • Preparar mochila para el colegio.
  •  5 años:
    • Combinar su ropa.
    • Preparar su merienda.
  • 6 años:
    • Ducharse solo o con supervisión de adulto.
    • Ayudar a tender.
    • Ayudar a colocar la compra.
    • Empezar a hacer planes personales o elecciones de actividades entre varias.

La mejor manera de ayudar a nuestros hijos desde que son pequeños es dándole autonomía para que aprendan a ser responsables y de esa misma manera se les ayuda a madurar.
En Centro Logos ofrecemos talleres de Autonomía, Habilidades Sociales, Emociones, Mindfulness y relajación, Arteterapía, Musicoterapía y Psicomotricidad.
Pídenos información sobre nuestros talleres sin compromiso.