Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Ok Más información

Blog

Slider Blog

La tartamudez infantil

La tartamudez infantil - Centro Logos
17 de diciembre de 2018

La tartamudez se define en el DSM-V como trastorno de la comunicación, descrito como trastorno de la fluidez del habla, apareciendo durante la infancia.Cursa con alteraciones como bloqueos, prolongaciones, tensión, repeticiones, cuando el sujeto habla. Estas alteraciones no son voluntarias y no todos los niños presentan las mismas conductas. Estas son las que aparentemente vemos, pero ello conlleva unas consecuencias que normalmente no se ven como son el miedo, la ansiedad, la evitación, los tics…

Su causa según los últimos estudios e investigaciones se debe a un origen neurológico. El área premotora de cerebro, encargada de la programación de los movimientos del habla tendría una actividad diferente en las personas que no tartamudean.

Es diagnosticada por un logopeda ya que es el profesional cualificado para evaluar y tratar los trastornos de la voz, el habla y el lenguaje.

Es la alteración más común durante la edad pediátrica y la que más dudas y desconcierto genera a los padres.

Es normal que entre los 2.5-5 años los niños no tengan una fluidez total en el habla hasta que aprendan a organizar las palabras y las frases, entonces hablaríamos de Disfluencia evolutiva (típica)las cuales deben desaparecer en un periodo de tiempo, el logopeda solo realizará un seguimiento de su evolución.

Debemos de tener en cuenta que las Disfluencias del niño pueden ser atípicas (propias de la tartamudez)por lo que es imprescindible diferenciarlas de las típicas para tratarlas lo antes posible, ya que cuanto más cerca del inicio del síntoma se intervenga, mejor será el resultado.

Disfluencias típicas: Disfluencias atípicas.
2.5-5 años 2.5-6/7 años
Duración de semanas/meses Más de 14 meses.
Tienden a remitir y desparecer. Son intermitentes.
Repiten frases palabras,sílabas. Repiten silabas, prolongaciones,bloqueos.
No hay tensión al hablar. Si hay tensión al hablar.
No hay evitaciones ni movimientos asociados. Si hay evitaciones y movimientos asociados como en ojos, cara, cuello….

 

Todas estas dificultades no tienen por qué aparecer al mismo tiempo, pueden manifestarse algunas y otras no. Cada niño tiene características diferentes.

La detección precoz es muy importante para el futuro del niño por lo que es muy importante derivar al niño a un profesional especializado desde el momento de la aparición.

En centro logos contamos con profesionales especializados para valorar y atender este tipo de dificultades. Ante cualquier duda consúltenos.