Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Ok Más información

Blog

Slider Blog

Plagiocefalia, ¿qué es? ¿Cómo evitarla?

Plagiocefalia, ¿qué es? ¿Cómo evitarla? - Centro Logos
27 de febrero de 2018

La Plagiocefalia es una deformación craneal, producida por una fuerza mecánica, que consiste en el aplanamiento de una región del cráneo.

Se puede dar en el interior del útero sobre todo en casos de embarazos múltiples, fetos grandes, poco líquido amniótico,etc. Y durante el parto cuando se precisa del uso de instrumental para la extracción del feto.

Sin embargo, los casos más comunes se producen fuera del vientre materno, como resultado de una postura mantenida. En la mayoría de casos en posición supina (boca arriba) con el consiguiente aplanamiento posterior de la cabeza.

Además del problema estético que conlleva dicha deformidad, existen otras complicaciones asociadas a ésta:

– Retraso psicomotor

– Alteraciones neurológicas

– Problemas visuales (campo visual, percepción, etc.)

– Problemas de masticación

– Retraso en el desarrollo

– Problemas de aprendizaje

– Trastornos del lenguaje

– Problemas de capacidad de atención

– Consecuencias psicológicas a largo plazo

Por tanto, os dejo unas recomendaciones de cómo actuar con un bebé en periodo postnatal para evitar que se produzca esta deformación craneal que podría dar muchos problemas en el futuro.

Lo primero que asusta en este tema y por lo que se produce habitualmente, es porque nuestro Pediatra nos recomienda una posición en particular para evitar la llamada muerte súbita (dependiendo de los estudios realizados esta posición será una u otra). La recomendación  no es que no hagáis caso a vuestro pediatra, pero hay que entender que el pediatra recomienda dicha postura para cuando el niño/a esté durmiendo, así que el resto del tiempo que el bebé esté despierto deberá estar en distintas posturas, a ser posible boca abajo (a partir de la 4ª semana de vida y en periodos breves) para fortalecer cuello, estimular el control cefálico y porque es en la única postura que no existe apoyo del cráneo sobre ninguna superficie con lo cual evitamos la PLAGIOCEFALIA POSTURAL.

Cuando el niño esté durmiendo es recomendable rotar alternativamente la cabeza del bebé aunque su posición sea supina (boca arriba, espalda y hombros pegados al colchón).

Además de variar la orientación del niño/a respecto a la cama de los padres (cabeza-cabecera, cabeza-pies).

Esta alteración va íntimamente ligada con la tortícolis por lo que las pautas posturales que os ofrecí en ese artículo son también aplicables en el caso de la Plagiocefalia.

Si observáis éstas u otras alteraciones posturales en vuestros hijos no dudéis en consultar a un Fisioterapeuta profesional.