Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Ok Más información

Blog

Slider Blog

¿QUÉ RELACIÓN EXISTE ENTRE LA ODONTOLOGÍA Y LA LOGOPEDIA?

¿QUÉ RELACIÓN EXISTE ENTRE LA ODONTOLOGÍA Y LA LOGOPEDIA? - Centro Logos
26 de octubre de 2017

Los factores que determinan esta relación son dos: uno anatómico, ya que la boca es a la vez el órgano de la masticación y de la fonación; y otro funcional, ya que existe una estrecha relación entre la forma de la cavidad bucal y las funciones que en ella se realizan.

¿CUÁL ES EL PAPEL DEL LOGOPEDA?

El logopeda tiene como objetivo corregir los desequilibrios musculares y restablecer las funciones orofaciales para:

▪ favorecer el crecimiento del Sistema Estomatognático

▪ aportar estabilidad al órgano bucal

▪ evitar recidivas del tratamiento ortodóncico.

¿EN QUÉ CASOS ESTÁ INDICADO EL TRATAMIENTO LOGOPÉDICO?

  1. Deglución Atípica.

 Consiste en la colocación inadecuada de la lengua en el momento de tragar el alimento. La lengua presiona contra los incisivos superiores o inferiores durante la deglución. La consecuencia es que los dientes se desplazan hacia delante, considerando muchas veces necesario un tratamiento de ortodoncia. Es entonces cuando se inicia una colaboración entre el ortodoncista y el logopeda.

  1. Maloclusiones.

Presencia de desviaciones intra o intermaxilares, de los dientes, de las arcadas o ambas. Tipos de mordida:

Mordida abierta: los dientes de la arcada superior no contactan con los dientes de la arcada inferior, por lo que crean un espacio por donde suele escaparse la lengua.

Mordida cubierta o sobremordida: en este caso los bordes de los incisivos no contactan totalmente con la parte gingival inferior.

Mordida cruzada unilateral y bilateral: normalmente está producida por un contacto prematuro de los caninos que produce un desequilibrio que finaliza en una laterodesviación de un lado o de ambos lados. La línea media de incisivos superiores e inferiores no coincide.

  1. Respiración bucal.

 Se habla de respiración oral cuando el paciente, de forma espontánea, respira por la boca en vez de por las fosas nasales. Las dificultades articulatorias más frecuentes son: distorsión de sonidos /r/ y ceceo.

  1. Succiones.

Succión digital (dedo): puede provocar:

  • Deformación y elevación del paladar
  • Profusión de incisivos superiores y retrusión de los inferiores
  • Mordida abierta
  • Alteraciones en la articulación del lenguaje, como por ejemplo sigmatismo.

Succión labial o lingual:

Consiste en la interposición y autosucción de labios, de una o ambas mejillas y la lengua.

 Succión del chupete:

Se trata de mantener el hábito de uso del chupete más allá de la edad recomendable. Si se mantiene dicho hábito se pueden provocar deformaciones, por ejemplo, una mordida abierta.

  1. Bruxismo y dolor en la ATM.

 El bruxismo es el hábito involuntario de apretar o rechinar los dientes consciente o inconscientemente y por lo tanto deriva en dolor de la articulación temporo-mandibular. Las alteraciones de la movilidad y tonicidad pueden interferir en la dinámica de la fonación, articulación y resonancia.

Como consecuencia de este problema, pueden aparecer otros trastornos: desviación de la mandíbula hacia un lado, lengua retraída y rígida, dolor facial, cuello y hombros; la persistencia puede ocasionar desgaste de piezas dentarias o desarrollo exagerado del músculo masetero (masticatorio).

En Centro Logos estamos especializados en Terapia Miofuncional, no dudes en consultarnos.