Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Ok Más información

Blog

Slider Blog

Tortícolis muscular congénita. Cómo detectarla y pautas a llevar a cabo.

Tortícolis muscular congénita. Cómo detectarla y pautas a llevar a cabo. - Centro Logos
17 de julio de 2017

Definición: se trata de una contractura del músculo ECOM (Esterocleidomastoideo) en el Recién Nacido, dicho músculo se encuentra en la zona anterior y lateral del cuello. Tiene como función principal la rotación de la cabeza, inclinación lateral y leve extensión de la columna cervical.

La tortícolis suele observarse en los primeros meses de vida y se aprecia que el bebé lleva la oreja hacia el hombro con una rotación contralateral de la barbilla.

Es necesario iniciar la Fisioterapia lo antes posible, ya que aunque el pronóstico es muy favorable puede derivar en asimetrías craneales, alteraciones del desarrollo psicomotor, trastornos del equilibrio, etc.

A nivel Clínico se diagnostica mediante ecografía de la musculatura cervical en la que se aprecia una masa a nivel del ECOM. Así como radiografía de la columna cervical para evaluar la posición de ésta.

En la mayoría de los casos basta con tratamiento fisioterapéutico. Dicho tratamiento consiste en:

  • Corrección postural

  • Estimulación visual y auditiva para movilizar la cabeza en sentido corrector

  • Estiramientos, movilizaciones y masaje

  • Es necesario llevar a cabo pautas o medidas en casa para la corrección. Algunas de ellas serían:

  • Colocar la cuna en posición estratégica de modo que el estímulo materno\paterno sea en favor de la corrección.

Si es un niño que recibe lactancia natural, mantener las pautas habituales (lactar de ambos pechos), en el caso de que la lactancia sea artificial, hay que dar el biberón como si del pecho se tratase, es decir, o bien cogerlo en cada toma con el brazo contrario para que cada vez mantenga la cabeza girada a un lado o bien colocar el biberón lateralmente.

Es necesario que los estímulos auditivos, visuales y familiares le lleguen al bebé en favor de la corrección de la lesión (luz de la ventana, televisión, que sus familiares se sienten y le hablen del lado hacia el que no gira, etc.).

Si observas que tu hijo mantiene la cabeza girada o inclinada por tiempo prolongado, hay un lado hacia el que le cuesta mirar o incluso el Miembro superior del lado al que no mira tiene menos movilidad, pinte en contacto con un fisioterapeuta infantil.